INTERNET Y SU BUEN USO

Publicado en Dirección

En esta ocasión, quiero aprovechar la oportunidad que me brinda la publicación del centro para lanzar un AULLIDO e intentar que reflexionemos sobre una cuestión que está en boca de todos, en nuestras manos y, también continuamente en los medios de comunicación.
 Si hacemos un repaso por la historia más reciente, veremos que algunos descubrimientos y avances han supuesto un alto grado de inquietud a una gran mayoría de la sociedad. Dicha inquietud, con el paso del tiempo se ha ido trasformando en curiosidad y posteriormente, en generalización de su uso. Pondré un ejemplo muy cercano, el teléfono móvil. Dicho artefacto, hace sólo alrededor de una década, no más, era tildado de “útil innecesario”, “pijada”, es decir, aparato que sólo servía a algunos individuos para destacar sobre otros. Evidentemente, muchos no llevábamos razón en aquellos tiempos no tan lejanos, porque prácticamente todos los adultos de este país tenemos uno o hemos recurrido a él en algún momento. Pues bien, si nos vamos un poco más lejos en el tiempo, vemos que ha sucedido igual con otros inventos o descubrimientos. Otro ejemplo similar, el teléfono, el normal, el de toda la vida, la vida de mi generación y anteriores. Recuerdo a mis mayores mirándonos al menos con asombro cuando lo utilizábamos e incluso diciendo barbaridades sobre ese gran ingenio en un principio, aunque también terminaron sucumbiendo a sus encantos. En fin, creo que cualquier avance tecnológico genera un desequilibrio a nivel individual y social que produce cierto nerviosismo, en ocasiones rechazo y, por tanto, gran inquietud. Todo ello se acrecienta cuando hay personas que hacen un pésimo uso de ellos.  
Es Internet, si no el gran descubrimiento del siglo XX, uno de ellos. El control o descontrol en su uso nos genera las sensaciones antes mencionadas, por no nombrar otras muchas. Pero también genera otras entre algunos usuarios, ya que el anonimato, la ausencia de presencia física, parece que minimiza cualquier responsabilidad sobre la información que se pueda trasmitir por este medio. Añadimos, además, que éste anonimato produce una segunda sensación mucho más peligrosa, como es el sentimiento de impunidad. Es decir, algunos piensan o pueden llegar a pensar que en Internet todo vale. Que podemos colgar fotos, comentarios, insultos, mentiras, etc. Quizás fuera así en un principio, que la tecnología internauta fuera por delante de la capacidad tecnológica para descubrir quién la realiza por parte de la policía. Lo que sé es que eso ya no es así, que hay medios y dedicación para descubrir quién realiza estas barbaridades sin sentido, y que las termina pagando. Un ejemplo: ya no se nos ocurre llamar por teléfono de forma anónima para insultar a alguien… Primero, porque la ética y la dignidad de la mayoría de nosotros nos lo impide por muy anónimos e impunes que nos sintamos. Segundo, porque es un acto de cobardía. Y tercero porque lo normal es que se denuncie y la policía descubra (ya tiene medios y personal para ello) al individuo que ha utilizado indebidamente la mejor herramienta de comunicación, ocio y trabajo de este siglo, insisto.
Por último, recordad que en la red casi todo es, o puede llegar a ser, público y, lo que es peor, permanece en el tiempo, es decir, que cualquier comentario, foto, insulto, etc, pueden ser visitados por todo el mundo y durante muchos años, aunque nosotros lo podamos y lo queramos retirar.  
Por tanto, me dirijo a vosotros, los padres, para que concienciéis a vuestros hijos de la importancia de hacer una utilización adecuada de la red. A vosotros, los alumnos de este centro, para que aprovechéis este gran recurso que el momento histórico que os ha tocado vivir pone a vuestra disposición para hacer evolucionar nuestra sociedad. Y, a vosotros profesores, para que, no sin esfuerzo, seáis capaces de valorar y transmitir sus ventajas y lo utilicéis como instrumento para vuestra labor profesional.
En este contexto en los siguientes enlaces tienen dos cartas de diculpa por los insultos vertidos en la red por parte de dos alumnos del centro:
 

0
0
0
s2smodern

 

Aula Virtual

Manual Primeros Auxilios

c

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 orto